1 Main Capital se fundó hace 3 años. Gestionado por Yaron Naymark, el fondo ha obtenido una rentabilidad neta del 21.2% vs 12.5% del S&P 500 y 9.4% del Russell 2000. El fondo no usa apalancamiento; invirtiendo en compañías de calidad, ya sean pequeñas o grandes, con un enfoque a largo plazo; pero también invierten en situaciones especiales y oportunistas.

Siendo una carta corta, aquí dejo lo más destacado: un comentario sobre el uso de opciones en los mercados actuales. Al final del post, encontrarás la carta completa.

 

Sobre el uso de opciones

Mis comentarios tocaron el aumento de la participación de inversores minoristas y la intensificación de la especulación en varias clases de activos. Más recientemente, los inversores minoristas han encontrado un nuevo código de trampa que han estado usando con fuerza: gamma.

Como puede verse en el gráfico anterior, los volúmenes de opciones de compra diarias en los EE.UU. se han disparado en los últimos dos años y están asumiendo un papel cada vez más influyente en los mercados de valores. Estos instrumentos son una forma de apalancamiento que sus compradores pueden personalizar. Cuanto más se aleje el fuera de dinero y cuanto más corta sea la duración que acepten, más apalancamiento obtendrán de la opción.

No es de sorprender que, con un creciente apetito por la especulación, los compradores de opciones se hayan inclinado hacia contratos que están cada vez más fuera del dinero.

Los creadores de mercado que venden estos instrumentos apalancados a los compradores no tienen la intención de hacer una apuesta direccional sobre el activo subyacente, por lo que salen y cubren su venta comprando el subyacente. Sin embargo, cuando una opción está fuera del dinero, los creadores de mercado compran muy poco del subyacente. Después de todo, en ese momento, las probabilidades de que se ejecute el contrato son bajas, por lo que el vendedor de la opción no necesita estar completamente cubierto.

Sin embargo, a medida que el precio del valor subyacente se acerca al precio de ejercicio de una opción, los vendedores de opciones, a su vez, compran una cantidad cada vez mayor del subyacente para cubrir su posición.

El cambio en la cantidad del subyacente que un vendedor de opciones debe comprar para permanecer cubierto se conoce como “gamma”. En las acciones en las que se compran (o venden) grandes cantidades de opciones fuera del dinero, la gamma puede causar movimientos muy magnificados, especialmente si los vendedores de opciones son sorprendidos poseyendo demasiado o muy poco de un valor determinado.

Algunos inversores minoristas se han percatado de este fenómeno y han aprendido a utilizar la gamma como arma organizándose para hacer apuestas agresivas, concentradas, apalancadas y unidireccionales en acciones específicas. Al hacerlo, en algunos casos han creado ciclos de retroalimentación positiva persistentes que han llevado a movimientos masivos en los precios de las acciones que a veces no pueden explicarse solo por los fundamentales.

Incluso han ido un paso más allá al utilizar la gamma como arma en valores con muchas ventas en corto en los que saben que los que van cortos tendrán que unirse eventualmente a los vendedores de opciones para comprar una acción a medida que comienza a subir.

En mi opinión, esta “gamma-ficación” de los mercados ha llevado a una especulación más dañina, y el apalancamiento asociado es un riesgo sistémico que, con suerte, será abordado por los participantes del mercado o los reguladores antes de que se salga de control y comience a afectar los mercados financieros más amplios.

* * *

Descarga la carta completa