Hace unas semanas salió el informe anual 2020 de Pershing Square Holdings, el holding de inversión del superinversor Bill Ackman. Fundado desde 2004, Bill ha batido al mercado con una rentabilidad anual compuesta del 16.9% vs 9.6% de su índice de referencia, el S&P 500; siendo el 2020 el mejor año de rentabilidad para el inversor, con un 70.2%; tan solo por delante de 2019 y 2004, con rentabilidades anuales de 58.1% y 42.6%, respectivamente:

En el informe, se incluye la carta anual de Bill Ackman a sus inversores. En ella, Bill repasó brevemente cómo impactó el 2020 a la cartera de Pershing Square Holdings; la inversión en ESG, conglomerados; así como también comentó brevemente sobre algunas de sus posiciones:

A continuación, resumiré lo más destacado de la carta. Al final del post, encontrarás acceso al informe anual donde podrás encontrar la parte de la carta (a partir de la página 10 del documento).

La diferencia entre PSH y los conglomerados

A diferencia del conglomerado típico que: (1) tiene un universo extremadamente limitado de oportunidades para comprar participaciones mayoritarias en compañías maravillosas a precios razonables; (2) debe pagar impuestos corporativos cuando vende una participación existente; y (3) está limitado en la cantidad de sus activos que puede invertir en participaciones no controladoras, Pershing Square Holdings (PSH) no sufre ninguna de estas limitaciones. PSH tiene otro beneficio importante debido a su estructura de fondos cerrados y la naturaleza altamente líquida de nuestra cartera, que está compuesta casi en su totalidad por acciones estadounidenses con grado de inversión, de gran capitalización y cotizadas. Hemos podido acceder a deuda de bajo coste, a largo plazo y sin margen en forma de bonos cotizados para financiar nuestras inversiones y reducir nuestro coste de capital, lo que debería mejorar nuestra capacidad para generar tasas de rentabilidad altas a largo plazo. Si bien en los últimos años hemos podido emitir bonos a tasas atractivas a largo plazo, todavía creemos que PSH sigue siendo un crédito poco apreciado e infravalorado. Nuestro crédito sigue siendo incomprendido probablemente porque somos una empresa única y, por lo tanto, los inversores y analistas de renta fija necesitarán tiempo para apreciar plenamente nuestra historia.

Capitalismo y la filantropía

Con el beneficio de una importante experiencia filantrópica y de inversión, he llegado a creer que el capitalismo es probablemente la fuerza potencial más poderosa para el bien para abordar los problemas a largo plazo de la sociedad. Una empresa exitosa que opere de manera ética y sostenible puede crear muchos miles de empleos bien remunerados, generar altas rentabilidades a largo plazo para los jubilados, los ahorradores a largo plazo y otros inversores, y en general, otorgar bienes y servicios que aumentan sustancialmente la calidad de vida de sus clientes. Dicho esto, el capitalismo está lejos de ser perfecto.

Adoptando factores ESG en la filosofía de inversión de PSH

No consideramos que los factores ESG sean una forma de comercializar nuestros fondos entre los inversores o de levantar capital adicional. Por lo tanto, nuestro interés en las cuestiones de ESG se relaciona enteramente con su impacto en nuestras inversiones y nuestro track record a largo plazo.

El criterio más importante en nuestro proceso de selección de inversiones es nuestra evaluación de la calidad a largo plazo de un negocio, que se basa, entre otras consideraciones, en nuestra evaluación del impacto a largo plazo de la empresa en todos sus stakeholders y la sociedad en general. Como resultado, evaluar los riesgos de sustentabilidad de una inversión potencial es un componente crítico de nuestro proceso de selección de inversiones.

Nuestro enfoque en la calidad empresarial nos ha permitido en gran medida evitar inversiones en empresas que fabrican productos o prestan servicios que no creemos que sean deseables, que tratan mal a sus empleados y/o que tienen riesgos financieros y legales a largo plazo que son consecuencia de sus externalidades negativas. Creemos que este enfoque nos ha ayudado a evitar pérdidas y generar ganancias al identificar negocios maravillosos que han contribuido a nuestros retornos de inversión a largo plazo y al evitar otros que probablemente hubieran generado pérdidas en la cartera. Aún hemos cometido errores (usted los conoce bien) cuando, en ciertos casos, no pudimos considerar completamente ciertas deficiencias de ESG en el enfoque comercial de una empresa.

Compañías en la cartera con factores ESG

Starbucks ha realizado importantes inversiones en operaciones ecológicas, prácticas agrícolas regenerativas y un menú ecológico, y se ha comprometido a reducir a la mitad su huella de carbono, agua y residuos para 2030.

Lowe’s está mejorando la sostenibilidad de sus productos y promoviendo la capacidad de los consumidores para reducir sus propias huellas ambientales mediante la venta de productos ecológicos. Durante la pandemia, Lowe’s invirtió más de mil millones de dólares en apoyo a los empleados, donaciones de la comunidad y mayor seguridad en las tiendas.

Howard Hughes Corporation (HHC) ha establecido metas a 10 años para la energía, el agua, los desechos y las emisiones de carbono, y ha establecido un Comité ESG que informa directamente al CEO para guiar su programa de sostenibilidad. HHC ha recibido premios con regularidad por ser propietario y administrar comunidades y pequeñas ciudades que se consideran entre los mejores lugares para vivir en los Estados Unidos.

* * *

Descarga la carta completa