Read in English

En 2014, John Mihaljevic, CFA, presidente de MOI Global, participó en Talks at Google, donde compartió sus conocimientos sobre la generación de ideas de inversión. Esta charla fue basada en parte de su libro The Manual of Ideas, publicado en 2013.

 

(La siguiente transcripción ha sido ligeramente editada por motivos de claridad; sin embargo, probablemente permanecerán algunos errores de transcripción).

John Mihaljevic: Es un gran placer estar aquí en Google, y agradezco a la Oficina de Bay Area por la invitación; que estaba tremendamente emocionado de recibir. No creo que hubiera podido llegar aquí solicitando un trabajo, así que esta es mi entrada, por así decirlo. Quiero hablar sobre la generación de ideas y, específicamente, desde un ángulo de inversión; el “secreto” para encontrar grandes ideas de inversión. Pongo secreto entre comillas porque realmente no hay ningún secreto.

¿De qué manera pensamos sobre la inversión? Tiene mucho que ver con cómo vemos al mercado de valores porque cuando se trata de invertir en empresas cotizadas, estamos realizando transacciones en un mercado de valores global. Es muy líquido: puedes comprar y vender en cualquier momento. Creo que existe mucha confusión en cuanto a lo que es realmente el mercado de valores, sin mencionar la multitud de enfoques. Es de interés para la comunidad financiera y Wall Street hacer que parezca demasiado complicado para que les des tu dinero y pienses que están haciendo un gran trabajo por ti, que merecen que les paguen mucho cuando, en realidad, no es tan complicado.

El economista John Maynard Keynes criticó a la bolsa al llamarla “un concurso de belleza”. La idea es que muchos inversores, incluso los profesionales, elegirán empresas en función de lo que piensen que otras personas piensan de esas empresas. Todo el mundo está tratando de jugar a las adivinanzas en el que eligen la empresa “más bonita”. Sin embargo, no es la que crean que es la más bonita, sino la que los demás pensarán que es la más bonita. Puedes llevar eso al tercer grado y cuarto grado y así sucesivamente, y se vuelve autorreferencial. Dado que mucha gente invierte de esta manera, así es como podría actuar el mercado de valores a corto plazo. Es muy impredecible y todo el mundo está tratando de superar a los demás, pero no es así como se puede tener éxito a largo plazo.

Al ver el mercado de valores como un sistema de apuestas pari-mutuel, nos acercamos un poco más a la esencia del mismo porque no se trata de adivinar cuál es la cara más bonita; la mejor compañía o lo que pensarán los demás. Si hay una compañía como Google, el juego se vuelve bastante fácil. Lo que se vuelve más difícil es calibrar ese juicio frente a lo que tienes que pagar para comprar esa empresa en el mercado de valores. Como dice el socio de Warren Buffett, Charlie Munger, a veces es muy fácil ver qué caballo tiene más probabilidades de ganar una carrera. Aun así, ese caballo tendrá probabilidades de pagar 3 a 2, y algún otro caballo que no parezca tan rápido puede tener probabilidades de 100 a 1. Entonces se vuelve mucho más difícil porque, probabilísticamente, el mejor caballo no va a ganar el 100% de las veces. ¿Qué pasa si el caballo con probabilidades de 100 a uno puede ganar el 5% o el 10% del tiempo? Puede ser la mejor inversión o la mejor apuesta en este caso. Warren Buffett dice: «Simplemente intentamos tener miedo cuando otros son codiciosos y codiciosos cuando otros tienen miedo». Esto realmente habla de esas probabilidades porque si todos en el mundo creen que una empresa irá a la quiebra, las probabilidades pueden ser tan grandes que, si no es así, podría hacerlo muy bien, aunque todavía sea una compañía mediocre.

Básicamente, el mercado de valores es simplemente un conducto hacia la propiedad. Google sería una gran compañía tanto si cotiza en bolsa como si no. Todavía tendría el flujo de caja y los clientes que tiene, por lo que no necesita el mercado de valores para hacer que Google o cualquier otra empresa sea valiosa; es solo un lugar para comprar y vender acciones de empresas. En cuanto a lo que es una acción, la definición legal te dice que es una propiedad parcial de una corporación. Eso es lo que estás comprando cuando inviertes en acciones. Puede que no lo parezca porque es fácil comprar y vender en línea. Cuando te fijas en la cotización, es fácil olvidar que lo que realmente estás comprando es la propiedad de un negocio real.

Oirás hablar de numerosas estrategias. Oirás hablar de personas que intentan invertir basándose en gráficos. Mirarán diferentes bandas e intentarán adivinar cuándo la cotización se está rompiendo o no. Sin embargo, esto es apartarse de la esencia de lo que es una acción. Cuando haces eso, tus posibilidades de éxito se reducen drásticamente, porque si inviertes con base en un gráfico y pierdes todo tu dinero, no hay remedio. No puedes decir: «El gráfico se veía bien y, en todos los demás casos, las cotizaciones subieron cuando eso sucedió». No hay conexión entre eso y lo que es una acción legalmente. Legalmente, es la propiedad de un negocio, por lo que, si inviertes en una empresa y tienes razón, puede, en el peor de los casos, recurrir y adquirir la mayoría de las acciones, expulsar a la junta directiva, poner tus propios directores y equipo de gestión, y asumir la plena propiedad de la empresa. En este caso, estás llegando a la esencia de lo que realmente es una acción, y si inviertes con base a ese eje, tendrás mucho más éxito porque estás lo más cerca posible de la verdad.

Miembros, inicien sesión abajo para continuar leyendo esta entrada.

Aplica por una membresía en la lista de espera

MOI Global es una comunidad de inversores inteligentes en la cual los miembros son invitados para participar en ella. MOI Global en Español es parte de los servicios que incluye la membresía de MOI Global, y su contenido vendrá incluido con la membresía de MOI Global sin un aumento en el precio.

Por ahora MOI Global está aceptando únicamente miembros hispanos, así que si estás interesado, puedes agregar tus datos y te contactaremos.