NOTA DEL EDITOR: Este texto es un extracto de una carta trimestral del fondo Japan Deep Value Fund.

* * *

El pasado 30 de agosto, Warren Buffett cumplía 90 años y Berkshire Hathaway, la compañía aseguradora y holding de todas sus participadas, publicaba una nota de prensa muy poco común. En ella anunciaba una inversión inicial de $6.000 millones que habían realizado en silencio durante los últimos doce meses para adquirir el 5% de cinco compañías niponas. Estas cinco corporaciones japonesas, claves en el país, se denominan Sogo Shosha. Las diez mayores inversiones en Berkshire Hathaway son norteamericanas. De hecho, históricamente apenas ha invertido en Europa y aún en menor cantidad en países emergentes o asiáticos. Además, muy pocas veces publican notas de prensa de sus inversiones.

Hay muchos detalles que vale la pena desgranar en base al comunicado de prensa.

1) Berkshire realizó en septiembre de 2019 varias emisiones de bonos en yenes japoneses por una cifra total de unos $6.000 mill. con un coste financiero en torno al 0,5% anual. Esta operación le permite tener cubierto el riesgo de divisa en las citadas inversiones. Estos bonos tienen unos vencimientos de 2023, el más cercano y a 2060 el más lejano. La rentabilidad por dividendo en estas cinco empresas es cercana al 5% anual. El diferencial entre coste e ingreso financiero ayuda a entender mejor la operación.

2) Buffett y Munger, con su comunicado demuestran conocer muy bien la idiosincrasia de las corporaciones japonesas, lo que probablemente ha propiciado la publicación de la nota de prensa. En Japón, las grandes corporaciones empresariales centenarias ocupan un puesto central en su cultura y son muy sensibles a las entradas en el capital de sus compañías por accionistas externos y en especial si son extranjeros. Hay una gran repulsa a los “activistas” extranjeros que presionan a los directivos nipones en busca de un beneficio a corto plazo. El comunicado de Berkshire deja clarísimo su visión a largo plazo y la no agresividad de su compra. Con el 5% en cada de estas empresas se sitúa entre los mayores accionistas. Incluso en el comunicado, declara que se compromete personalmente a no superar en ningún caso el 9,9% de las mismas, sin permiso previo de cada uno de los Consejos de Administración.

3) En dicha nota, por último, Buffett les propone ser socios en proyectos conjuntos por todo el mundo. No olvidemos que Berkshire tiene más de $140.000 mill. en liquidez y necesita encontrar grandes proyectos donde invertir y estos conglomerados invierten por todo el mundo, especialmente en el sector energético. Por ejemplo Mitsui ha fijado al gas licuado (LNG o GNL) en el centro de su estrategia. De hecho, Japón es el mayor importador del mundo. La mayoría de los proyectos de estas Sogo Shosha son muy intensivos en capital, hecho que encaja totalmente con Berkshire, cuyo músculo financiero es una de sus claras ventajas competitivas.

La inversión de Berkshire es sin duda una clara apuesta por la economía y el mercado japonés. Las Sogo Shosha, o casas de trading, que en algunos casos son descendientes de los Samuráis, son las que llevan más de un siglo canalizando las importaciones niponas de metales, materias primas, energía y alimentación. Recordad que Japón es un gran exportador industrial y manufacturero pero su industria y sociedad necesitan importar metales, energía y materias primas para su país. Con los años estas empresas han evolucionado hasta convertirse en el equivalente a grandes fondos de capital riesgo, al invertir en empresas y proyectos nacionales e internacionales. De hecho, las inversiones de estas compañías en otras empresas (solo incluyendo las cotizadas en bolsa) suponen prácticamente la mitad de su capitalización bursátil.

De todas las bolsas mundiales, sólo en la bolsa nipona puedes encontrar empresas que generan beneficios durante más de 100 años y que coticen por debajo de su valor contable. Además, la contabilidad nipona es mucho más conservadora que la occidental y tiende a penalizar algo más su beneficio contable.

En Japón, y tras 30 años de crisis económica y bursátil, la mayoría de inversores individuales e institucionales son cortoplacistas. Esperamos que Buffett contribuya a cambiar progresivamente esta mentalidad y empuje a los inversores a valorar las empresas como negocios a largo plazo.

Buffett y Munger están realizando cambios significativos en sus inversiones. Parece claro que deben encontrar muchas menos oportunidades en Estados Unidos pero además, escuchándole en su Junta de Accionistas de 2020, se le ve muy incómodo con las políticas monetarias tan expansivas de los bancos centrales y con el exceso de transacciones de adquisiciones apalancadas a elevados múltiplos. Le preocupa mucho la inflación y quiere proteger sus inversiones ante escenarios futuros complejos. Invertir en Japón le diversifica riesgos en una zona con un ciclo muy distinto. Analizando el informe trimestral de junio de Berkshire, tan solo han comprado acciones por valor de unos $5.100 millones, por lo que probablemente una gran parte son la compra de estas cinco japonesas.

Buffett sigue al famoso inversor Michael Burry, que en septiembre de 2019 anunció que empezaba a invertir en la bolsa de Japón por las increíbles valoraciones que encontró en ese mercado. La última pregunta sería, ¿por qué Berkshire no invierte en empresas más pequeñas y de hecho mucho más infravaloradas que estas cinco compañías?. Obviamente por su tamaño, le es imposible invertir en pequeñas. De hecho ha tardado doce meses en invertir apenas $6.000 mill.

Miembros, inicien sesión abajo para continuar leyendo esta entrada.

Aplica por una membresía en la lista de espera

MOI Global es una comunidad de inversores inteligentes en la cual los miembros son invitados para participar en ella. MOI Global en Español es parte de los servicios que incluye la membresía de MOI Global, y su contenido vendrá incluido con la membresía de MOI Global sin un aumento en el precio.

Por ahora MOI Global está aceptando únicamente miembros hispanos, así que si estás interesado, puedes agregar tus datos y te contactaremos.