En enero de este año, salió la carta anual de uno de los hedge funds contrarian más destacados, Worm Capital. Si no conocen el trabajo de Worm Capital, se lo están perdiendo. Worm es dirigido por Arne Alsin, invirtiendo a largo plazo en compañías de tecnologías disruptivas. Spotify, Tesla, Netflix, son unos ejemplos de compañías que tienen en cartera. Les recomiendo revisen su página web y revisen sus comentarios basándose en sus propios análisis sobre estas compañías. Para que me crean, échenle solamente un vistazo a su track record:

Voy a compartirles algunos párrafos bastante interesantes sobre la carta anual 2020. Al final del post dejaré el link hacia la carta completa.

El entorno empresarial es Cámbrico

Los tipos de interés están cerca de cero y, en nuestra opinión, las acciones son el único lugar donde estar invertidos durante los próximos años. Pero cuidado: el mercado acecha con peligros ocultos y trampas de valor. Algunas industrias establecidas (petróleo, gas, fabricantes de automóviles, minoristas) tendrán dificultades para sobrevivir hasta la década de 2020 si no pueden adaptarse. Lo hemos dicho antes, pero vale la pena repetirlo: este entorno empresarial es Cámbrico. Es un mercado competitivo donde solo sobrevivirá el que se ajuste. En nuestra opinión, esto crea un paraíso para los stock pickers.

Concéntrate en tus mejores ideas

La inversión a largo plazo se reduce a dos componentes fundamentales: selección de valores y tamaño de la posición. Y en esta nueva era, debemos enfatizar que el tamaño aquí es imperativo. Creemos que los conceptos académicos en torno a la diversificación “adecuada” pueden estar fuera de contacto con la dinámica industrial actual de “el ganador se lleva todo”. En nuestra opinión, la concentración en nuestras mejores ideas, con la ponderación adecuada, es nuestra mejor oportunidad para proteger el capital, vencer al mercado e intentar ofrecer una rentabilidad que valga la pena pagar.

La década de 2020: una era de crecimiento exponencial

En nuestra opinión, la década de 2020 será un periodo históricamente único en el que la riqueza industrial se crea y se destruye a un ritmo acelerado. Estudiar, identificar y, en última instancia, invertir en los disruptores de este periodo es nuestro enfoque principal. Creemos que estamos entrando en una era de crecimiento exponencial. Creemos que la clave es estar en posición en las empresas correctas, con las ponderaciones adecuadas, para lograr rentabilidades que batan al mercado durante un periodo de años.

Ignora a Wall Street y el ruido de las noticias financieras

Encontrar las inversiones adecuadas con el mayor potencial a largo plazo es solo una pequeña parte del trabajo integrado en la obtención de rentabilidades absolutas sostenidas durante varios años. La mayoría de las veces, estas inversiones te están mirando directamente a la cara. Pero al mantenernos enfocados en el crecimiento subyacente y las propuestas de valor de cada negocio y, francamente, al evitar lo que consideramos comentarios ruidosos de los medios y un análisis superficial de Wall Street con mentalidad de rebaño, nos esforzamos por desarrollar convicciones tan sólidas en nuestras inversiones que nos permitan mantenerlas a largo plazo.

* * *

Descarga la carta completa