Read in English

NOTA DEL EDITOR: Esta traducción pertenece a la presentación de Amit Wadhwaney en nuestra conferencia online especial Intelligent Investing in Crisis Mode, realizada en marzo de 2020, en pleno auge de la pandemia por el COVID-19.

* * *

Amit Wadhwaney de Moerus Capital Management se unió a la comunidad de MOI Global para una sesión en vivo en nuestro evento especial, Intelligent Investing in Crisis Mode 2020. Amit compartió su sabiduría, ideas y perspectivas de este turbulento momento. Comentó el panorama general y discutió sus tesis de inversión en Sino Land Company, Standard Chartered y BR Properties. Durante la sesión, Amit también actualizó sus tesis sobre Tidewater y Hammerson.

La siguiente transcripción ha sido editada con fines de espacio y claridad.

John Mihaljevic: Amit ha sido un mentor maravilloso para lo comunidad de MOI Global. Estoy muy agradecido, Amit, de que puedas prestarnos un poco de tu tiempo en este turbulento periodo para darnos tu punto de vista y tu valoración general de la situación; para hablarnos de cómo tu enfoque de inversión está bien fundado por tu valoración y después comentar algunas ideas potenciales.

Amit Wadhwaney: No tengo la más mínima idea de los entornos económicos, sociales y epidemiológicos. El tamaño de mi ignorancia es sorprendente; agrégale a eso lo que sea desconocido y potencialmente imposible de conocer. Estoy trabajando con un equipo muy bien preparado para una persona no versada en el tema y no epidemióloga, lo cual es estrecho para maniobrar y continuamente cambiante. Por consiguiente, mis comentarios no deben ser tomados muy a pecho en su contexto.

¿Dónde estamos y qué sabemos? Primero, estamos aprendiendo gradualmente sobre el esparcimiento geográfico de este virus. Empezamos entre mediados y finales de diciembre y el conjunto de conocimientos que tenemos aparentemente apunta a que el origen que tuvo en China ocurrió en Hubei. Esto pasó durante las festividades, y los cierres de fábricas en China empezaron durante y después de la celebración del Año Nuevo. Hubo un confinamiento exhaustivo en Hubei. Recientemente hemos oído de una reanudación en estas operaciones. Tomará algo de tiempo antes de que la producción sea restaurada completamente. El conjunto de números más reciente nos indica que ha habido una restauración de aproximadamente el 75% u 80%. La clientela mostró cada vez más signos de infección fuera de China. Esto podría limitar las compras a corto plazo. Las fábricas podrán estar produciendo, pero los clientes pueden sentirse indispuestos. También ha habido una verdadera disrupción en la cadena de suministro tanto dentro como fuera de China afectando el rol de China como consumidor de recursos y como productor de contribuciones. Quiero señalar que otros países sufren disrupciones por infecciones locales.

El confinamiento en Hubei parece haber funcionado. Parece haber funcionado también en varios países a pesar de la aversión general que hay ante tales medidas. El confinamiento parece que es tomado en serio como un medio para lidiar con la situación y está proliferando en otros lugares. Sin duda verás más de eso. Complementando el cierre está la reducción general de los viajes. Inicialmente era hacia y desde Asia. Entonces se esparció a Oceanía. Se esparció en Europa, los Estados Unidos; yendo y viniendo entre país y país. Ahora está llegando a Latinoamérica.

Muchas cosas pueden surgir de esto. Lidiar con esto ha resultado generalmente en una restricción de movimiento y de interacción interpersonal aproximada, llevándonos a un impacto inmediato en la actividad económica. Gradualmente, mientras la distanciación social se ha vuelto más en una medida de la cuarentena, se ha desarrollado un incremento en la ralentización de la economía. Los bancos son sensibles a este tipo de cosas. Ha habido un incremento en el potencial de pérdida de préstamos y eso afectará a las acciones de los bancos.

Nos hemos encontrado con la terminología “aplanar la curva” de la propagación del virus. Para lograr aplanar la curva, hace falta ralentizar muchas partes de la economía. Esto llevará a un paro casi total de la economía. Puedes ver esto rebotar en muchas partes del sistema financiero de los bancos.

Tras la crisis financiera global, muchos países han implementado regulaciones más estrictas con respecto al capital de los bancos; requieren constantes pruebas de estrés del capital bancario. Diferentes países tienen diferentes medidas. Tienen diferentes grados de intensidad. Recientemente, Gran Bretaña ha anunciado que pospondría las pruebas de estrés del capital de sus bancos, permitiéndoles lidiar con más problemas de préstamos urgentes. General y correctamente se cree que los bancos en los Estados Unidos y en Europa están mejor capitalizados de lo que estaban hace una década durante la crisis financiera global. Yo les advertiría de que demasiadas imponderables surgen de las diferencias en las circunstancias actuales y las del pasado como para querer una extrapolación simple de la experiencia anterior. Decir que los bancos pueden lidiar con una enorme pérdida en los préstamos podría ser estadística y aritméticamente correcto. Sin embargo, en esta ocasión podría ser muy diferente y más problemático dependiendo de la naturaleza de las pérdidas en los préstamos, su proliferación y el periodo en el que se determinaron.

Estamos viendo una propagación geográfica progresiva. La propagación empezó en Asia, se movió a Europa y después golpeó Norteamérica. Fue interesante más que nada por el reconocimiento local, la reacción y el impacto que tuvo mientras progresaba. Puedes ver este arco progresivo en cómo se vieron afectadas las bolsas de valores. Has visto a los asiáticos contener y suprimir la propagación parcialmente porque tienen algo de experiencia con eso. Tú tuviste la experiencia del SARS y las lecciones no fueron olvidadas. En algunos casos, como los de Hong Kong, Singapur y Corea del sur, las naciones reaccionaron con rapidez. Ha habido una estabilización en la propagación a pesar de que los casos siguen aumentando. No has visto un gran aumento en Europa y ciertamente no en los Estados Unidos, los cuales están en las primeras etapas de lidiar con ello.

Puedes ver las acciones de los bancos como un indicador de dónde está el mundo. Hay un carácter idiosincrático sobre las valoraciones de las acciones de los bancos. Refleja la combinación de negocios del banco, dónde opera y la calidad de su balance de situación. El ritmo del descenso de precios ha reflejado en gran parte la propagación del virus del COVID-19 hacia el oeste. Muchas de las acciones de los bancos de los EE.UU. apenas han empezado a negociar por debajo de sus valores contables.  Si usas el valor contable como un indicador de que algo está caro o barato; no estoy diciendo que sea el único indicador; recientemente, las acciones de algunos de los bancos latinoamericanos y canadienses más grandes han seguido cotizando casi y por encima de su valor contable. Esto refleja la propagación desde el este. Sospecho que la mayor parte del daño ya se ha visto reflejado en Asia. Verás cada vez más el daño en Europa y su llegada a las costas de los Estados Unidos.

Una de las consecuencias más grandes y visibles del COVID-19 ha sido la deteriorada demanda de petróleo. China e India habían sido grandes consumidores de este producto. Existía una frágil alianza llamada “OPEC Plus” y cómo redistribuir, una vez más, la reducida demanda entre los distintos miembros de la OPEC Plus fue lo que nos llevó a esta unidad. Nadie quería recortar gastos, lo que terminó en un gran embrollo cuando no pudieron llegar a un acuerdo en cómo repartir la carga de reducir la producción. Tú viste el colapso de Brent desde su punto más alto en enero, donde vendían cada barril a US$70 a por debajo de los US$30 por barril. Llegó incluso a los $20. Dependiendo de dónde mires, puedes ver precios incluso más bajos, diferentes grados de descuento y diferencias en transportabilidad. En Canadá los números llegaron a bajar hasta los US$7 por barril. El daño al mundo del petróleo ha sido muy grave.

Ese es el panorama que veo cuando pienso en el mundo. Es un punto de vista bastante limitado debido a lo poco que sé. El tamaño de mi ignorancia es enorme, así que por favor discúlpenme por eso. Sólo estoy describiendo las cosas como las veo desde mi punto de observación.

¿Cómo invierte uno en este mundo con tal grado de ignorancia? La respuesta puede sonar un poco simple, pero es lo que hacemos y siempre hemos hecho, incluso antes de que este evento tuviera lugar: Trabajamos con lo que conocemos; minimizamos las dependencias en suposiciones sobre lo desconocido tanto sobre la valoración como sobre cualquier adversidad que pueda impactarla. Hacemos suposiciones limitadas sobre el futuro. Nos enfocamos en el aquí y en el ahora para llegar a nuestras decisiones de inversión.

Primero, tendemos a comprar acciones con valoraciones inusualmente deprimidas. Estas valoraciones normalmente surgen de las dificultades a nivel de la compañía. Por esto y por el largo periodo de tenencia que concebimos —de tres a seis años— podrían aparecer adversidades a futuro, tanto macroeconómicas como de otro tipo. Necesitamos que las compañías en las que invertimos tengan la capacidad de sobrevivir. Por lo regular, deben tener un balance general fuerte: activos comerciables, activos divisibles, un modelo de negocios robusto y muchas otras cosas que les den fuerza financiera. El componente de la valoración de nuestro proceso diferencia lo que está barato y lo que no. Es relativamente claro. En lenguaje sencillo, divides el lado de los activos del balance general y valoras cada activo constituyente de forma conservadora, haciendo suposiciones limitadas sobre el futuro. Por lo general, pensamos en términos de valorar cada activo o negocios que yacen dentro de una entidad más grande. ¿Cuál es su valor si lo vendiéramos hoy?

Miembros, inicien sesión abajo para continuar leyendo esta entrada.

Aplica por una membresía en la lista de espera

MOI Global es una comunidad de inversores inteligentes en la cual los miembros son invitados para participar en ella. MOI Global en Español es parte de los servicios que incluye la membresía de MOI Global, y su contenido vendrá incluido con la membresía de MOI Global sin un aumento en el precio.

Por ahora MOI Global está aceptando únicamente miembros hispanos, así que si estás interesado, puedes agregar tus datos y te contactaremos.